Psicología para la vida

El blog de Erika Almanza
dependencia
0 comentario(s)

¿Como saber si tenemos una tendencia a depender emocionalmente de alguien?

Emociones… las experimentamos todo el día, cada día de nuestra vida, estas sensaciones que llegan y se van de manera casi imperceptible, generando en nuestro cerebro una serie de efectos que pueden ser tan fuertes que llegamos a basar nuestras decisiones en eso que sentimos. Todas las reacciones bioquímicas que se generan en nuestro cerebro son tan adictivas que constantemente buscamos estímulos que las generen, conscientemente las identificamos como esa sensación de bienestar, felicidad y éxtasis.

La cuestión es: ¿De que estímulos decides depender para experimentar esas sensaciones de éxtasis y bienestar?.

Por lo general se cree que la fuente de bienestar, felicidad y éxtasis solo se obtiene de las relaciones interpersonales; ya sean estas románticas, fraternas o familiares. Por lo que en muchas ocasiones terminar dependiendo emocionalmente de las personas suele ser bastante fácil.

¿Como saber si tenemos una tendencia a depender emocionalmente de alguien?

Si de alguna manera la relación se ve en peligro o ya se perdió el contacto, y la reacción es:

  • Sentir incapacidad por realizar las actividades cotidianas
  • Sentir la necesidad de su compañía
  • Tener impulsos incontrolables por ver a esa persona
  • Creer que es indispensable en tu vida
  • Si al perder una relación (romántica, fraterna o familiar)
  • Buscas constantemente tener una relación nueva

Depender de alguien nos limita, es vivir bajo un control en el cual nosotros mismos decidimos estar, y donde lo único que podemos tener asegurado es la desilusión y por lo tanto sufrir.

La dependencia en una relación romántica suele ser la mas fácil de identificar y la señalada como dañina, pero las relaciones fraternas y familiares también pueden tornarse dependientes.

Una relación fraterna (amistad) dependiente suele ser justificada con una “verdadera amistad” o lo que hoy se proclama como BFF, en la que muchas personas dependientes se refugian par obtener su dosis de cariño y atención. Algunos signos de esta relación dependiente es:

  • Hacer todo con esa misma persona
  • Sentir celos si tu amigo sale con alguien mas o si tiene otras amistades
  • Sentir celos si tu amigo tiene una relación romántica
  • Si la culpa te invade por no invitar a esa persona a alguna salida (así sea lo mas cotidiano)

Por otro lado, en la familia estas relaciones dependientes se ven mas por parte de los padres a los hijos, cuando los padres no tienen una relación matrimonial sana o en casos donde alguno de los padres se quedo solo, ya  sea por divorcio o fallecimiento del cónyuje. Y en otros casos existe una dependencia a nivel más amplio donde se abarca a familias completas, mejor conocidas como las familias muégano. Estas relaciones se distinguen por:

  • Incapacidad de tomar decisiones sin consultar al hijo, padre o a todos los miembros de la familia
  • Cuando las salidas a comer un fin de semana no suceden sin esa persona
  • Si en alguna ocasión te han dicho que tienes mamitis o papitis
  • Si uno de tus padres o familiares aplica el chantaje emocional sobre ti por no incluirlos en alguna actividad o toma de decisiones.
  • Si a nivel personal esas relaciones te causa algún tipo de conflicto

 

Si te haz identificado con algo de lo anterior muy probablemente se tiene la tendencia a depender emocionalmente de alguien mas. Libérate! toma el control de tus emociones, deja de darle el poder a los demás de como es que te sentirás; hazte responsable de tu bienestar, felicidad y éxtasis.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja tu comentario