Psicología para la vida

El blog de Erika Almanza

Emociones

photo-1438480478735-3234e63615bb
0 comentario(s)

Afronta tus miedos y trabaja tus emociones.

Una de las emociones que mas nos causa conflicto es el miedo, esa sensación de que algo puede dañarte física, emocional o psicológicamente, muchas veces es paralizante y por lo tanto dificulta que pensemos con claridad. Dando como resultado reacciones un tanto disparatadas o simplemente te inmoviliza por completo. El miedo físicamente nos pone en un estado dé alerta manteniéndonos listos para defendernos, nuestro ritmo cardiaco aumenta, respiramos mucho mas rápido, nuestros sentidos se agudizan y la adrenalina esta por las nubes. No hay nada de malo con sentir miedo al contrario este te ayudara ha actuar, pero para que tus reacciones sean las adecuadas ante cada situación deberás trabajar con tus emociones, aprender a controlarlas y que ellas no te controlen a ti.

Los seres humanos procuramos evitar esta emoción ya que rara vez nos enseñan a enfrentar nuestros temores, dejando este tema en la lista de debilidades y no en la lista de “cosas a tratar”. Si el miedo se ha vuelto un obstáculo en lugar de ser tu aliado al grado de lamentar la manera en que has reaccionado, esa es una señal de que las emociones te dominan. Trabajar con tus emociones te dará mayor control sobre ellas y lograras pensar con claridad ante cualquier situación amenazante.

Haz consientes tus emociones. Detente por un momento para hacer contacto con lo que sientes. La sociedad nos ha programado para siempre estar “bien” ya que ante cualquier circunstancia decimos que estamos bien, aunque en ocasiones no sea verdad.

Ponle nombre a lo que sientes. Al identificar las emociones que experimentas con el nombre adecuado lograras poner a tu mente y cuerpo en sincronía. Y las expresiones de “no se que es lo que siento” o “me siento confundido” serán cada vez menos.

Analiza tus reacciones fisiológicas. Hacer un análisis de tu cuerpo y como es que reacciona ante cada emoción, esto te dará la pauta de tener control de tus reacciones.

Detecta tus pensamientos. Somos lo que pensamos y lo que pensamos hacemos, tener conocimiento de las cosas que vienen a nuestra mente ante cada emoción nos permitirá modificar pensamientos que puedan ser destructivos o paralizantes.

Elige tu reacción. En este punto tendrás mayor conocimiento de lo que sientes y como sueles reaccionar ante cada cosa, lo cual te otorga poder sobre tus reacciones, tomate tu tiempo para elegir lo que mas te conviene en cada situación.

Son varios pasos y cada uno tiene su proceso de aprendizaje, date una semana para trabajar en cada uno de estos puntos. Toma el control de tus emociones y no dejes que ellas te dominen solo así actuaras a mayor conciencia y de manera mas acertada, no es sencillo este proceso pero la practica y la perseverancia siempre dan resultados positivos.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail
OFICINA
0 comentario(s)

Como enfrentar el tenebroso lunes

Llega el domingo y comienza el sufrimiento de que al día siguiente vuelves a la rutina, y es impresionante como en redes sociales se manifiesta el descontento de iniciar la semana en el trabajo, la escuela, o simplemente el volver a las actividades diarias. Para muchos de nosotros el lunes ah tenido esa sensación de que se acaba la fiesta por que llegaron tus padres aunque sábado y domingo estuvieras en casa sin hacer algo distinto.

Lunes es el primer día de la semana en el calendario gregoriano, calendario que mas se utiliza de manera oficial por consecuencia los días lunes han sido elegidos para dar inicio a propósitos importantes tales como iniciar una dieta, ejercicios o simplemente iniciar clases y para muchos inicio de días laborales. Hagamos que este día sea un sinónimo de motivación y no de pesar; si quieres que los inicios de semana sean motivantes y alentadores te dejo algunas recomendaciones.

Planea tu día. Ser organizado y tener un plan para las cosas que se necesitan hacer siempre te ayudara a crear un panorama mas amplio, y podrás encontrar la mejor manera de hacerlo. Por lo cual el domingo en la noche puedes tomarte unos minutos para hacer un pequeño itinerario y estar listo a la mañana siguiente.

Pensamientos positivos. Para la psicología, el pensamiento genera y controla la conducta. Así que atraer pensamientos positivos nos brindara mejor disposición hacia las cosas, busca frases que te motiven que sean inspiradoras y positivas, escríbelas en lugares visibles para ti.

Buena actitud. La actitud contamina todo nuestro ser, es tu decisión que actitud tomaras ente las circunstancias.

Actividades que motivan. Dentro de tu itinerario deja un espacio para alguna actividad que te guste, te relaje y te llene de satisfacción. No todo en la vida son deberes y obligaciones, suma a este día algo que se vuelva un premio al esfuerzo que haz realizado.

Iniciar las semanas con buen animo, las pilas bien puestas y con objetivos definidos harán que esos “tenebrosos lunes” se vuelvan nuestros aliados.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail
adolescentes
0 comentario(s)

La adolescencia

Esta fase de la vida que nos invita a encontrar nuestra propia identidad e integrarnos en la sociedad como futuros adultos suele ser la mas incomprendida, ya que durante estos años se experimentan cambios físicos y psicosociales importantes para el ser humano. Los cambios físicos, hormonales, emocionales y oscilar entre la infancia y el camino hacia la adultez no es algo sencillo, toda esta transición llega a ser abrumadora por lo que el mal humor, los gustos tan cambiantes y el apego a los amigos es normal en esta etapa.

Como padres de un adolescente es común querer tener las cosas bajo control y prevenir a nuestros hijos de experiencias que los pongan en peligro, evitar que tomen malas decisiones y hasta ahorrarles cualquier conflicto emocional. Pero la única manera en que lo seres humanos aprendemos es en base a la experiencia, así que los consejos son fundamentales para los adolescentes.

En terapia es común escuchar a padres decir que no entienden a sus hijos, que les cuesta mucho poder mantener una conversación o no logran que sus hijos les cuenten cosas que podrían ser importantes. Y por otro lado los adolescentes se quejan de no ser comprendidos, de ser hostigados, vigilados y de “no poder hacer nada”. Si tu hijo esta en esta etapa o convives con un adolescente, a continuación dejo algunas recomendaciones que podrías poner en practica.

  1. A mayor restricción, mayor agresión. Las prohibiciones y restricciones se deben poner con mucho cuidado, ya que cualquier negativa para los adolescentes será una pelea segura. Y en ocasiones se prohíben cosas que no son tan necesarias o trascendentes por lo que evaluar las situaciones ayudara para ahorrarte algunas discusiones innecesarias.
  2. Aprende a escuchar lo que te dice. En esta etapa surgen demasiadas inquietudes y el aprender a escuchar todo lo que dicen te ayudara a orientarlo. Si dice algo en lo que no estas de acuerdo procura reaccionar tranquilo y sin mostrar preocupación o enojo ya que eso romperá la comunicación con el adolescente.
  3. Reconoce su esfuerzo y motiva. Tanto adolescentes como adultos siempre ponemos mayor empeño con las cosas que más nos agradan y tendemos a evitar las que son obligadas, así que reconocer su esfuerzo reforzara su actitud y poco a poco mejorara su visión de las obligaciones.

La adolescencia es la etapa de mayor cambio por excelencia, así que la comprensión es necesaria y si tu como padre no la brindas la buscaran en otra persona. Si crees que no logras entender a tu hijo detente un momento y recuerda tu edad adolescente, que es lo que sentías, que te molestaba y lo que hacías. Aun que no sean las mismas situaciones ni el mismo contexto eso te ayudara a tener mayor empatía y por ende mayor comprensión.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail