Psicología para la vida

El blog de Erika Almanza
swim
0 comentario(s)

En busca de la resiliencia personal.

Una crisis es un estado temporal de trastorno y desorganización, caracterizado principalmente por la incapacidad del individuo para abordar situaciones especificas. Se pueden experimentar diferentes tipos de crisis estas pueden ser del desarrollo, evolutivas o circunstanciales.

Al estar pasando por una crisis cualquiera que esta sea provoca en el organismo un estado de estrés, el cual puede causar modificaciones en la conducta, cambios de pensamientos, emociones y respuestas. Estos cambios de conducta se pueden interpretar como indicio de que las funciones biológicas están alteradas en la persona que esta sufriendo por un cambio repentino en su vida debido al efecto del desastre sobre su persona y el entorno familiar.

El concepto de resiliencia se refiere a la resistencia y a la forma de utilizar los recursos que tiene la persona y su capacidad de recuperación ante situaciones adversas. Como en todo este es un proceso que se vivirá de acuerdo a las siguientes fases.
Fases de reacción:
Fase aguda.- Respuestas emocionales manifiestas
Fase de reacción.- Sentimientos reprimidos
Fase de reparación .- Reacciones menos intensas y no tan abrumadoras
Fase de re orientación.- Se produce la readaptación a su vida cotidiana.

Para que la nueva experiencia pueda ser incorporada a la memoria es necesario captarla, entenderla e integrarla, aun que siempre se haga desde la propia subjetividad. Dado a que el proceso es de interiorización el tiempo e ideas irán de acuerdo a las propias percepciones de quien lo padece.

Si por algún motivo consideras que tus herramientas psicológicas y emocionales no son suficientes, acude con un profesional de la salud mental.

En definitiva, cada persona elige si sale de la dificultad aplastada o perfeccionada.

Elizabeth Kubler-Ross.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja tu comentario