Psicología para la vida

El blog de Erika Almanza
8364844454_e9cbf376c1_b
0 comentario(s)

La atenta escucha.

Cualquier persona con capacidad auditiva podría decir que sabe escuchar atentamente ya que no hay nada fisiológico que se lo impida, pero en realidad es algo que no todos los seres humanos ponemos en practica. En la formación como psicólogos la escucha activa es una de las características que se deben desarrollar a su capacidad máxima. Ya que el escuchar, concentrarse en la persona, dar un feedback, mostrar interés, estar disponible para la persona que habla y leer entre líneas todos aquellos sentimientos, emociones y pensamientos no es tarea sencilla. Por lo que escuchar con atención requiere un entrenamiento y mucha practica.

Pero en la vida cotidiana rara vez escuchamos con atención a las personas con las que nos comunicamos desde el saludo, lanzamos el clásico ” ¿Hola como estas?” esperando por inercia un “bien” y sin mas seguir tu camino. Pero cuando te contestan con un “mal” o cualquier otra variante te encuentras orillado a entrar en una comunicación menos superficial, a lo que no estamos muy familiarizados.

Estamos tan acostumbrados a comunicarnos de manera superficial que cuando hay alguien que nos escucha es inevitable sentirnos importantes, valiosos y nuestra estima aumenta generando una alteración psicológica. La escucha activa es algo que todos podemos poner en practica ya que al escuchar con atención tenemos la oportunidad de contribuir un poco a los demás, así que aquí dejo unos ejercicios que puedes poner en practica.

Concéntrate en escuchar un poco mas allá. Detente unos minutos a simplemente escuchar lo que te rodea, hasta lograr escuchar los sonidos mas bajos o lejanos.

Saluda conscientemente. Toda conversación inicia con un saludo, practica saludar poniendo toda tu atención. Al saludar detente frente a la persona, mírala a los ojos con una sonrisa, espera a escuchar la respuesta al saludo y da una pequeña respuesta. Solo después de esto sigue tu camino.

Evita los diálogos internos. Al estar en una conversación no te dejes llevar por tus pensamientos o esas conversaciones mentales, dedícate a escuchar apagando tu cabeza de pensamientos que te roban la atención.

Observa. Al conversar si es muy importante lo que escuchamos, pero el lenguaje no verbal siempre te dirá mucho mas que las palabras. Así que observa la postura, gestos, manos y pies; recordemos que aun en silencio comunicamos.

Feedback. La mayoría de las personas solo quieren ser escuchadas por lo cual si no te piden una opinión abstente de comentar cualquier cosa. Y si es necesario dar tu opinión evita hacer juicios.

El mejor ejemplo de que escuchar atentamente provoca cambios psicológicos positivos, es el personaje que interpreta Annie Golden como Norma Romano en la serie original de Neflix “Orange Is the New Black”. Norma siendo una mujer aparentemente “muda” brinda a sus compañeras la escucha atenta y activa, hasta dar un feedback no verbal completamente reconfortante lo cual la pone como una persona de gran estima con todo su entorno.

Date la oportunidad de generar cambios psicológicos positivos con todas aquellas personas que conversas, practicando la atenta escucha.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja tu comentario