Psicología para la vida

El blog de Erika Almanza
one-way
0 comentario(s)

¿Cuando buscar nuevos propósitos?

La búqueda por parte del hombre del sentido de su vida constituye una fuerza primaria y no una racionalización secundaria de sus impulsos instintivos. Viktor Frankl

Cada persona tiene un propósito en la vida y el deseo de la gran mayoría es hacer algo que trascienda, dejar en este mundo algo de importancia. Los conflictos existenciales surgen cuando no se tiene definido ese propósito; dentro de las crisis evolutivas por las que atraviesa el ser humano a lo largo de su vida van cambiando los intereses, propósitos y motivaciones, lo que mantiene activo el deseo de dar nuevos sentidos a nuestra existencia. Sin importar edad, genero, estado civil, estatus social o nivel académico; las insatisfacciones llegan y de no ser resueltos atraen conflictos psicológicos agravando mas la situación.

Y una cosa necesitamos tener clara, y es que no existe un motivo único en nuestra existencia. En nuestra vida podemos tener un sin numero de motivos o sentidos por los cuales seguir adelante, y es que en el vaivén de las experiencias y la propia reconstrucción de los constructos mentales, es inevitable quedarnos con un solo propósito.

No te agobies por lo que no haz alcanzado o por lo lejos que te sientas de la autorrealización, mejor ubica los momentos donde ya es necesario darle nuevos sentidos a tu vida.

Cuando  la costumbre ya sobre paso la rutina.

La falta de satisfacción.

Al percatarte que ya ha pasado mucho tiempo desde que alcanzaste tu ultima meta.

En ese camino de reencontrar continuamente nuevos impulsos que nos acerquen más a la auto realización será casi inevitable que la frustración, el aburrimiento y estrés se hagan presentes; quizá hasta podrían llegar pensamientos de  que no se tiene rumbo en la vida. En esos momentos apégate a tus fortalezas y confía en que el propósito que en ese momento necesitas en tu vida llegara.

En tiempos de dificultades no debemos perder vista de nuestros logros. Mao Zedong.

*Victor Frankl. (2004). Apéndice. En El hombre en busca de sentido(157). España: Herder.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja tu comentario