Psicología para la vida

El blog de Erika Almanza
photo-1429080355161-3c071e2e27a6
0 comentario(s)

Los efectos bioquímicos del enamoramiento.

Enamorarse… que bonita sensación, todo es perfecto crees que esa persona es la que siempre imaginaste y no podría tener algo que te disguste, simple y sencillamente es “perfecta” es fácil ver sus virtudes, habilidades y atributos. Eso es el enamoramiento, un estado bioquímico que comienza en la corteza cerebral dando lugar a la secreción de feniletilamina, dopamina, oxitocina, entre otros neurotransmisores.

La actividad bioquímica en el organismo del ser humano tiene un propósito muy claro, facilitar la reproducción. Por eso en la etapa del enamoramiento todo es “perfecto” de allí la famosa frase “el amor es ciego” donde se idealiza al individuo y se podrían llegar a tomar decisiones un tanto disparatadas y fuera de la plena conciencia.

Pero como todas las etapas, el enamoramiento no es permanente después de uno a tres años todos los efectos bioquímicos tienen su descenso y con esto permitiendo que el cerebro recobre sus habilidades normales. Y entonces surge en la conciencia todo lo que es la persona de la cual se estaba enamorado notando defectos, detalles y cosas que “de pronto” son claras a los ojos. Después del enamoramiento podría llegar a consolidarse la relación, ya que el reajuste y aceptación del individuo a nivel consciente tiene mucho que ver en la madurez de cada una de las personas. Para algunos el enamoramiento es el “amor verdadero” y al pasar el efecto de los neurotransmisores podría llegar a ser una terrible desilusión.

Enamorarse es básico en una relación de pareja ya que es el primer acercamiento romántico e ideal de la vida con otro individuo, pero el amor es aquello que te permite aceptar, entregar, compartir, respetar y valorar a la persona amada.

No importa la edad el enamoramiento cumple la misma función.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja tu comentario