Psicología para la vida

El blog de Erika Almanza
familia
0 comentario(s)

Padres primerizos

Ser padres por primera vez en cualquier situación siempre causa una mezcla de emociones un tanto contradictorias. Entre la sorpresa de saber que nacerá un pequeñito que es parte de nuestro ser y las incertidumbres de que todo este bien con el  y que posiblemente no termines de creer que sea verdad lo que esta sucediendo.

Cuando los hijos llegan al hogar nos llena de alegría y felicidad, nos esmeramos por que todo este listo para recibirlo; adecuar la casa para que sea un lugar fuera de peligros, buscamos decoraciones para su habitación, cuna, nombres etc. Todo este proceso es tan lindo que solo podemos esperar con ansias la llegada del pequeño bebé.

Es normal que toda nuestra atención se vuelque en este gran acontecimiento, pero ¿hemos previsto el cambio que tendrá nuestra relación de pareja?. El mantener un equilibrio entre ser padres y ser pareja aun que van de la mano no son lo mismo, porque cada rol requiere de atención; las necesidades son diferentes y si es muy cierto que nadie nace sabiendo ser padre también es cierto que el saber combinar las dos cosas tampoco es tarea sencilla.

Si estas entrando en esta hermosa etapa, o tienes planes de ser padre. Estos tips podrían ser de ayuda.

  • Dedicar tiempo de calidad. Cuando tu bebé tome sus siestas aprovecha ese tiempo para compartir con tu pareja ya sea viendo una película, platicar de cómo les fue en su día o bien hacer una actividad que tenían antes del nacimiento de su pequeño.
  • Tomar un break. Después de pasar quizá más de un mes estando en casa acoplándose con los nuevos roles que conlleva ser papás, es bueno tomar unas cuantas horas para disfrutar en pareja fuera de casa. Organiza un fin de semana una escapada con tu esposo (a), investiga con alguien de tu entera confianza si puede hacerse cargo de tu bebé unas cuantas horas.
  • Compartir actividades. La gran mayoría de las veces creemos que los cuidados de los bebés son exclusivos de las mamás y no es así. Las actividades compartidas con tu pareja siempre refuerzan la relación, y que mejor que compartir ahora los momentos junto con su pequeñito; como la hora del baño, el tiempo de juego y de comida.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja tu comentario